Huracán Sally amenaza costas de EEUU en el Golfo

WSAV Ahora

Nikita Pero de Gulfport, Mississippi, camina con su hijo Vinny Pero, de 2 años, por la playa en el Golfo de México, en Biloxi, Mississippi, el lunes 14 de septiembre de 2020. (AP Foto/Gerald Herbert)

WAVELAND, Mississippi, EE.UU. (AP) — El huracán Sally, una tormenta que avanza lento con vientos de 137 kilómetros por hora (85 millas), se acercaba el martes temprano a la costa del Golfo de México amenazando con desatar marejadas ciclónicas, inundaciones repentinas y tornados.

Las advertencias de huracán se extendieron desde Grand Isle, Luisiana, hasta Navarre, Florida, pero los meteorólogos, aunque enfatizaron una incertidumbre “significativa”, prevén una trayectoria hacia el este, lo que alivió los temores en Nueva Orleans, que alguna vez estuvo en la mira de Sally.

Con la trayectoria actual, se pronostica que la tormenta llegará a tierra cerca de la línea estatal de Alabama-Mississippi el martes por la noche o el miércoles temprano.

Los meteorólogos dijeron que Sally podría provocar lluvias torrenciales desde Mississippi hasta las Carolinas esta semana después de que la tormenta toque tierra en la costa estadounidense del Golfo de México.

El Servicio Meteorológico Nacional informó el martes que después de que la tormenta toque tierra el miércoles, es probable que llueva de 10 a 20 centímetros (4 a 8 pulgadas) en partes de Mississippi, Alabama, Georgia y las Carolinas.

Se esperan inundaciones significativas y desbordes de ríos hasta el final de la semana, y las lluvias podrían alcanzar hasta 30 centímetros (12 pulgadas).

Stacy Stewart, especialista del Centro Nacional de Huracanes, expresó el martes que la gente debería seguir tomándose la tormenta en serio ya que se esperan lluvias “devastadoras” en grandes áreas. Las personas podrían ahogarse en las inundaciones, dijo.

“Esta será una inundación histórica junto con lluvias históricas”, manifestó Stewart. “Si la gente vive cerca de ríos, arroyos y riachuelos, deben evacuar e ir a otro lugar”.

La tormenta se movía a solo 4 km/h (2 mph) antes del amanecer del martes y su vórtice estaba a 185 kilómetros (115 millas) al sur-sureste de Biloxi, Mississippi, y 97 kilómetros (60 millas) al este-sureste de la desembocadura del río Mississippi.

Los meteorólogos esperan que Sally gire hacia el norte el martes por la tarde, moviéndose cerca de la costa del sureste de Luisiana más tarde en el día, y que luego viaje lentamente hacia el norte-noreste hasta el miércoles, con vientos máximos de 177 km/h (110 millas), casi como huracán de categoría 3, antes de tocar tierra.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró emergencia en los condados más occidentales del llamado Panhandle, en el noroeste del estado, que estaban siendo golpeados por las bandas exteriores de Sally la madrugada del martes. La amenaza de fuertes lluvias y marejadas ciclónicas se vio agravada por el lento movimiento de la tormenta.

El presidente Donald Trump emitió declaraciones de emergencia para partes de Luisiana, Mississippi y Alabama el lunes, y tuiteó que los residentes deben escuchar a los líderes estatales y locales.

Una temporada de huracanes extraordinariamente agitada, así como la catastrófica temporada de incendios forestales en la costa oeste, ha centrado la atención en el papel del cambio climático.

Copyright 2020 Nexstar Broadcasting, Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.